miércoles, 6 de mayo de 2009

Casualidad


Fué casualidad,
un capricho de la vida,
que en esta bendita esquina
hecha de fantasías,
te encontrara alma mía
sin tan siquiera esperarlo,
y ahora que significas
más que el mundo que me anima,
dime que hago con mi herida,
que sangra si te recuerdo,
y si te olvido, me pica,
pues se vuelve cicatriz,
souvenir de un gran amor
que llegó a mi corazón,
cuando no debía venir...

7 comentarios:

Striper dijo...

Esos amores se guardan en una habitacion del corazon , no puede ser de otra manera.

Adolfo Payés dijo...

Precioso.. Fue casualidad, un capricho de la vida..

un gusto visitarte
saludos fraternos
un abrazo inmenso

Camille Stein dijo...

cicatriz
como mancha oscura
en la seda blanca del alma

... no escogemos, por desgracia, el momento de la herida...

hermoso poema, Hada

un beso

María dijo...

Las heridas se van suavizando con el tiempo, pero al principio duelen mucho.

Un beso.

Azucala dijo...

Esos amores que duelen al pasar de los días. Con el tiempo va pasando y un día solo quedara el recuerdo de algo que fue bello y no esta. Bello poema. Un place llegar aquí.
Mis saludos

Juan Antonio dijo...

"Hermosa poesía que refleja lo hermoso de la vida, Gracias por deleitarnos con tus letras." ..Que buena inspiracion..Me gusto..Y sigue adelante ..Con tu pluma de musa ..Que es tan delicada como tuu...genial poesia............
BESOS

Siab-MiprincesaAzul dijo...

hermosa casualidad...
un beso